Enclave natural enriquecido por la variedad de masas arbóreas. Entre sus ecosistemas sobresalen especialmente las magníficas riberas, los variados y bien conservados bosques de encinares, hayedos, sabinares, la vegetación de las pendientes rocosas con interesantes matorrales, así como los prados de sus parameras y algunos humedales.

Desde los últimos pueblos de Cantabria, como Villaescusa de Ebro ( donde se encuentra la Cascada del Tobazo) ,al más conocido de la comarca como es Orbaneja del  Castillo, paisajes sorprendentes desde Valdelateja haciendo senderismo por el Cañón del Ebro, Covanera con su Pozo Azul,o la senda que discurre paralela al río, entre Hoyos del Tozo y Moradillo del Castillo. Un entorno con multitud de alternativas, como la Cueva del Piscarciano, El Hayedo de Carrales, el desfiladero de los Tornos, el de la Palancas… sin duda, un sinfín de posibilidades.